18 | 06 | 2018

Por el compañero Stefan Devai

 

Hoy, 28 de abril, es un día histórico para la lucha de clases en Brasil: máquinas fuera de servicio, herramientas en sus gabinetes, calderas apagadas, micros y tractores en el estacionamiento, ferrocarriles silenciosos, azadones en un rincón y libros cerrados por todo el país. Una histórica huelga general se levanta a partir de la movilización de las masas trabajadoras de 9 centrales sindicales (más de 92 categorías de trabajo sólo en São Paulo), campesinos, estudiantes, intelectuales y otros movimientos sociales.

La huelga resulta del agravio de las condiciones de vida de los trabajadores, producto de la forma con que el gobierno del presidente Michel Temer está lidiando con la crisis económica, forzando a los trabajadores a pagar el precio más duro por esta crisis gestada por las mismas élites burguesas.

Por su lado, el gobierno de Michel Temer, basado en el apoyo de grandes empresarios conglomerados en la Federación de las Industrias del Estado de São Paulo (FIESP) [1], impulsa tres reformas y un ajuste fiscal:

- Ley de subcontratación: sancionada por Temer el 31 de marzo de este año, esta ley permite subcontratar en cualquier actividad realizada por una empresa, lo que antes era restricto. Para el trabajador, la subcontratación significa en promedio 3 horas más de jornada, un sueldo 25% menor y un mayor número de accidentes de trabajo. [2]

- Reforma del trabajo: representa un cambio drástico en las leyes de trabajo actualmente vigentes en Brasil. Esta reforma flexibiliza el acuerdo de la contratación, permitiendo, por ejemplo, que la jornada máxima sea de 48 horas semanales, cuando hoy es de 44 horas semanales. En total, 100 artículos de la ley actual (Consolidación de las Leyes de Trabajo) fueron alterados. [3]

- Reforma del seguro social: una de las más polémicas, esta reforma altera radicalmente el proceso de jubilación para los trabajadores brasileños: para diversos sectores del trabajo, se incrementa la edad mínima de jubilación, aumentan los años de contribución necesarios, además de dificultar la obtención de la cantidad total de la jubilación. Por ejemplo, según la ley actual, una trabajadora urbana que trabaje 30 años de su vida tiene la posibilidad de conseguir el valor total de su jubilación; sin embargo, a partir de la reforma, ella tendrá que trabajar 49 años en total para conseguir ese mismo valor. [4]

- Ajuste fiscal: la “Propuesta de Enmienda a la Constitución del Techo” (PEC do Teto) fue aprobada por Temer el 13 de diciembre del año pasado. La propuesta, justificativa para solucionar la crisis económica, congela los gastos del gobierno durante 20 años, gastos que, por ejemplo, serían destinados a la salud y a la educación públicas. [5]

A la clase obrera, estas medidas resultan sencillamente en más tiempo de trabajo, un sueldo menor y un empeoramiento aun mayor del acceso a la salud y a la educación; se trata de un retroceso histórico para los derechos y la condición de vida de los trabajadores.

Esta huelga no es el producto artificial del acuerdo entre varios dirigentes sindicales, sino retrata el resultado de una amplia serie de movilizaciones durante los últimos años en Brasil. Podemos citar, entre tantos ejemplos, a las Jornadas de Junio en el 2013 en contra del alza del pasaje del transporte público, a las diversas huelgas de sectores de trabajadores en contra del Mundial en el 2014, a la toma de diversas escuelas públicas por sus estudiantes en el 2015, al proceso de destitución de la ex-presidente Dilma Rousseff en el 2016 y, por fin, a la paralización nacional el 15 de mayo de este año.

Sobre las huelgas, Lenin escribía a finales del siglo XIX:

“[L]as huelgas enseñan a los obreros a unirse, les hacen ver que sólo unidos pueden sostener la lucha contra los capitalistas, les enseñan a pensar en la lucha de toda la clase obrera contra toda la clase patronal y contra el gobierno autocrático y policíaco. Por eso, los socialistas llaman a las huelgas ‘escuela de guerra’, escuela en la que los obreros aprenden a librar la guerra contra sus enemigos por la emancipación de todo el pueblo, de todos los trabajadores, del yugo de los funcionarios y del yugo del capital.” [6]

La huelga, por lo tanto, resulta en un aprendizaje práctico para los trabajadores sobre la lucha de clases, además de recordar a los capitalistas que los verdaderos dueños del proceso de producción no son ellos. En ese sentido, la clase obrera debe confiar mucho más en su poder y dejar de creer ciegamente en los medios legales para lograr un cambio estructural a su favor. Eso implica, obviamente, romper con los voceros del Partido de los Trabajadores (PT) que, con su política socialdemócrata de buscar cambios dentro del gobierno burgués, fracasaron durante años en lograr las mejorías esperadas por su base y dirigen aun grandes sectores del proletariado, campesinado, estudiantes, trabajadores sin tierra y muchas más luchas. Es imprescindible abandonar la política petista para avanzar en un proceso revolucionario y en la consolidación de un verdadero poder de los trabajadores.

Hoy, 28 de abril, obreros en los piquetes de fábrica, estudiantes cerrando avenidas, megáfonos a todo volumen y una masa de trabajadores afirmando sus intereses como una clase unida.

¡VIVA LA HUELGA GENERAL BRASILEÑA!


 

[1] El País Brasil. “Por que o empresariado apoia a gestão Temer?” Brasil.elpais.com.

http://brasil.elpais.com/…/…/politica/1465424610_191054.html
(visitada Abril 27, 2017)
[2] Central Única dos Trabalhadores. “Terceirização e desenvolvimento: uma conta que não fecha.” Cut.org.br. http://www.cut.org.br/…/Dossie-Terceirizacao-e-Desenvolvime…
(visitada Abril 27, 2017)
[3] Carta Capital. “Reforma trabalhista: entenda o que muda para o trabalhador.” Cartacapital.com.br. https://cartacapital.com.br/…/reforma-trabalhista-entenda-o…
(visitada Abril 27, 2017)
[4] UOL Economia. “Reforma da Previdência: entenda o que pode mudar na sua aposentadoria.” Economia.uol.com.br. https://economia.uol.com.br/…/reforma-da-previdencia-entend…
(visitada Abril 27, 2017)
[5] UOL Noticias. “PEC do Teto é aprovada em votação final e congela gastos por 20 anos.” Noticias.uol.com.br. https://noticias.uol.com.br/…/pec-que-congela-gastos-do-gov…
(visitada Abril 27, 2017)
[6] Lenin, V. I., 2009, Sobre las Huelgas, Biblioteca Libre Omegalfa, p. 11.

Partido Comunista de Mexico

El Comunista