19 | 12 | 2018
FJC

Por Ismael Pantera

 

El día lunes los desplazados del ejido Puebla Chenalho empezaron con una caminata (pies cansados) que tardó 6 días. Dicha acción fue apoyada por la sociedad civil  con víveres, la Secretaría de seguridad les brindó protección, la Secretaría de salud ambulancias y medicamentos.

En un primer momento el gobernador les dijo a los representantes de los desplazados que no hicieran dicha actividad ya que la propuesta del gobierno era la de solventar todos los recursos que se les fueron cortados, así como también el de cumplir todas las minutas firmadas, no obstante sabemos que una cosa es decirlo y otra llevarlo a los hechos, por lo que los compañeros desplazados prefieren tomar el camino de la protesta para así lograr su objetivo.

El día 24 de noviembre dentro del margen del sexto informe de Manuel Velasco gobernador de Chiapas, los desplazados llegaron al evento, donde los cuerpos policiacos ya aguardaban, mantenían una valla en el palacio para que los desplazados no se plantaran.  Los desplazados insistieron en pasar para que escucharan sus demandas,   ante ello los granaderos comenzaron a lanzar gases lacrimógenos, no importándole que en el lugar estuviesen  niños, mujeres y ancianos, fue donde se comenzó con la confrontación, los desplazados pelearon con lo que encontraron, muchos de ellos  salieron heridos.

Los granaderos avanzaron con mucha facilidad, los compañeros desplazados se comenzaron a replegar,  hasta que un grupo amplio de la sociedad civil decidió apoyar para su defensa, en el mismo lugar se encontraba el sector salud manifestándose, entre otras organizaciones.

Ante la cuestión llegaron los normalistas de Mactumactza, unos 200 jóvenes, con una máscara como superhéroes o luchadores (capucha), con cohetones, resortera, y petardos, combatieron la barbarie del gobierno, durante dos horas pelearon por los desplazados,  a pesar de las inmensas nubes de gases lacrimógenas, que a todos hacían huir, los compañeros normalistas lograron  avanzar, así logran rendir a los granaderos, los cuales huyen del lugar,  los normalistas toman la plaza, logran justicia, para los cobardes que golpearon y amedrentaron a los hombre niños mujeres y ancianos que solo buscan bienestar.  

Después de la acción se trasladó a todos los desplazados al plantel de la normal,  los cuales hasta el momento se encuentra ahí.

La federación  de jóvenes comunistas, se solidariza con la Normal Rural de Mactumactza, con la FECSM, los desplazados, estaremos al tanto de cómo se desarrolle la situación, para si es necesario accionar.

 

¡Viva la normal de Mactumactza! ¡Vivan los pueblos en resistencia!

Partido Comunista de Mexico

El Comunista

@fjcmexico